miércoles, 30 de noviembre de 2011

Luchar por lo que queremos

¿Por qué conformarse con cualquier cosa? ¿Por qué no luchar por lo que deseamos, por lo que desde un principio hemos querido, por nuestras ilusiones y nuestros sueños? Podemos luchar y perder, pero al menos sabremos que lo hemos intentado, que hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos para hacer esos sueños realidad pero si no luchamos por lo que de verdad queremos nunca llegaremos a ser realmente felices, porque siempre tendremos ahí esa espina de aquel sueño que tuvimos y no luchamos lo suficiente para hacerlo realidad.

lunes, 28 de noviembre de 2011

4 meses junto a tí.

Hoy hace 4 meses que me arriesgué a ser feliz, y a ser feliz contigo. =) Apareciste en un momento bastante malo de mi vida y le diste un poco de luz a mis días; se que yo no te correspondí como a ti te hubiera gustado y de verdad que lo siento pero ya sabes que en ese momento yo solo tenía una cosa metida en la cabeza… estaba tan obsesionada que no veía nada más…Tú luchaste por conseguir tenerme a tu lado y poderme hacer la chica mas feliz del mundo; yo, en cambio, intentaba abrirte los ojos y que te dieras cuenta de que no buscaba una relación, solo una buena amistad. Pasó el tiempo y lo que yo veía como una amistad fue cambiando para mí, cada día eras más importante para mi, veía que empezabas a ser muy importante en mi vida, ese, fue el mejor día de mi vida; el día que decidí que tenía que tenerte a mi lado, y no solo como un amigo. TE QUIERO

domingo, 27 de noviembre de 2011

Saber que es amar.

Es una chica normal, que siempre ha pasado desapercibida entre los chicos. Le gustaba disfrutar de la vida y hacerlo acompañada de sus amigas; pero había algo que deseaba, saber que era amar. Ella solo había tenido una relación y no había llegado a sentir nada, por eso decidió que lo mejor era dejarlo. Un día conoció a un chico, le llamó la atención pero pensó que no tenia ninguna posibilidad con el, empezaron a hablar y se fueron haciendo amigos. Ella empezó a ver reacciones raras en él, se interesaba mucho por lo que le pasara pero no quería hacerse ilusiones. Una día él se atrevió y le dijo que le gustaba y decidieron probar a estar juntos. Esa noche quedaron y lo pasaron genial pero al día siguiente las ilusiones que ella tenia se rompieron de repente. El chico le dijo que no podía ser, que quería a otra chica y no la podía olvidar. Ella siempre había tenido miedo a pasarlo mal, se había arriesgado a ser feliz y sus sueños e ilusiones se habían roto de repente. Lo peor fue cuando se enteró quien era ella, la novia de su hermano. Se arriesgó y se lo contó todo a su hermano, sabía que con eso perdía toda posibilidad que puediera quedar de volver con él pero eso era lo que debía hacer y lo hizo. Después de todo eso ella no sabía que hacer, se sentía muy mal, y no se podía olvidar de él. Sabía que no le quería pero si le gustaba mucho y no podía sacarse de la cabeza el día que pasaron juntos.
 Pasó el tiempo, ella quería vivir su adolescencia, ser feliz, pero cada vez que lo veía con ella algo le dolía por dentro. Conoció a otro chico, ella le gustaba a él pero ella no quería volver a ilusionarse con nadie, quería ser feliz, además todavía no había logrado olvidarse del otro. Pasó el tiempo y ella empezó a ilusionarse de nuevo que no quería, tenía miedo a que le volviera a pasar lo mismo. Hasta que un día no pudo reprimir sus sentimientos, cogió fuerzas y valor y se lo dijo. Él no era igual, la protegía y le demostraba que podía confiar en él. Tenía miedo pero esta vez la suerte estuvo de su parte y fue feliz a su lado, fue el chico al que de verdad supo querer, se convirtió en su razón de vivir, en su alegría, su sonrisa.

sábado, 26 de noviembre de 2011

Nunca te dejaré caer

No puedo quitarme de la cabeza esa mirada, esos ojos sin luz ninguna. De la noche a la mañana tu vida ha dado un giro de 360º. Sé que estás en una situación complicada, que en estos momentos lo único que te mantiene en pie es la esperanza. Tú estuviste siempre que lo necesité a mi lado y yo también lo voy a estar al tuyo. ¿Recuerdas lo que me dijiste?
-No me dejes sola por favor, te necesito. 
Eso no va a ocurrir,  el destino decidió unirnos desde pequeñas, convirtiéndote en la hermana que nunca tuve, porque para mi no eres una amiga, eres una hermana y nunca  te voy a dejar caer. 

lunes, 21 de noviembre de 2011

Bob Marley


Puede que no seas su primero, ni su último, ni su único. Habrá querido antes, querrá después, pero si ahora te quiere a ti, ¿ qué otra cosa importa ahora?
No es perfecta. Tú tampoco lo eres. Y puede que no seáis perfectos juntos, pero si te hace reír, te hace pensar dos veces, y te hace admitir tus errores, sujétate a ella y dale lo mejor que puedas. Puede no pensar en ti cada segundo del día, pero te dará una parte de ella que sabe que puedes romper: su corazón. Así que no la hieras. No intentes cambiarla, no la analices, y no esperes más de lo que te puede dar.
Sonríe cuando te haga feliz, dile cuando te ponga nervioso, y echála de menos cuando no esté.

martes, 15 de noviembre de 2011

La tristeza



Otra vez la tristeza se apodera de mi, el dolor me invade, mis ojos me suplican que derrame lágrimas, pero yo les ignoro. Siento un nudo en la garganta, desearía que todo estuviera oscuro. Desearía estar sola para poder llorar sin que nadie me vea. Sólo quiero encerrarme en mi habitación o tal vez llorar en el hombro de alguien; Bajo la mirada. "Piensa en otra cosa".  Siento que podría llorar durante horas, que podría ahogarme en mis propias lágrimas... 
Creo que por fin he controlado mi temor... oscurece, me dispongo a ir a la cama y de nuevo aparece ese dolor en la garganta, la vista se me humedece... "Aguanta"; ya no puedo mas... "Sácalo"; me controlo... un suave pero dolorido gemido se escapa de mi boca, aprieto la almohada, las lágrimas inhundan mi rostro, por fin estoy llorando.

viernes, 11 de noviembre de 2011

¿Sabes que es lo que mas me gusta de ti?

Que por muy mal que pueda estar cuando te veo me olvido de todos mis problemas con solo ver esa sonrisa =D

Un cuento =)

Ayer cuando iba con mi padre en el coche de camino a casa, después de un duro día de colegio, me empezó hablar de un migo suyo, Alfredo, me preguntó que si lo conocía, le dije que sí, pero que le había visto pocas veces, él siguió contándome sus aventuras de pequeños, sus gamberradas y sus peleas, -"Alfredo es como un hermano para mí"- me dijo. De pronto me di cuenta de que una lágrima le caía por la mejilla: 
+ ¿Qué te pasa papá?
- Alfredo ha muerto esta mañana.
+ ¿Qué le ha pasado?
- Una hemorragia interna...
+ Lo siento mucho...
- ¿Sabes por qué antes te conté todo eso?
+ ¿ Por qué papá? 
- Quería que te dieses cuenta de la fragilidad da la vida y de lo maravillosa que puede llegar a ser. Prométeme una cosa cariño...
+ Lo que quieras papá.
-Prométeme que disfrutarás al máximo de cada momento de la vida, prométeme que amarás con todas tus fuerzas, que aprovecharás cada oportunidad de la vida, que serás feliz cuando menos razones tengas para serlo, que serás fuerte y seguirás adelante pase lo que pase. Tenerte ha sido lo único que he hecho bien en esta vida, y la vida, es el mejor regalo que podría haberte dado jamás, prométeme que la aprovecharás al máximo y que harás que la gente te recuerde como un ejemplo a seguir para vivir...
+ Te lo prometo papá.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Podría decir que no siento nada, que este momento a tu lado quieta y sin decir nada es como otro cualquiera, con cualquier otra persona. Podría decir que todas las veces que te he visto sonreir no han sido especiales, o que los momentos contigo no han parado el resto del mundo para mí. Podría criticarte, decirte que no me gusta como vistes. Podría alejarme de ti y convencerme a mi misma de que no quiera nada de ti. Podría decirte que me das igual, que no significas nada. Sin embargo, no creo que haga falta que te diga o haga todas esas cosas sólo para demostrarte que te quiero  

martes, 1 de noviembre de 2011

¿Qué merece la pena?


Hoy es uno de esos días en los que te despiertas con pésimo humor y te pones a pensar en las cosas que valen la pena. Muy pocas cosas valen la pena pero cuando encuentras algo o alguien que de verdad vale la pena lucha por no perderlo nunca porque se puede tener mucha gente a tu alrededor pero con el tiempo te iras dando cuenta de que no merece la pena luchar por ellas, porque no te aportan nada bueno y a veces pueden incluso traerte problemas. Por eso, ahora que yo te he encontrado a ti, voy a luchar por no perderte, por tenerte conmigo. No quiero pensar que algún día pueda perderte, que todo se derrumbe, que se apague esa llama, que ya no revoloteen esas mariposas y se pierda toda esa ilusión que día tras día es más y más grande, no, no quiero pensarlo, prefiero pensar que todo esto es el principio de una larga y bonita historia, ¿eso es mejor verdad? =)