martes, 15 de noviembre de 2011

La tristeza



Otra vez la tristeza se apodera de mi, el dolor me invade, mis ojos me suplican que derrame lágrimas, pero yo les ignoro. Siento un nudo en la garganta, desearía que todo estuviera oscuro. Desearía estar sola para poder llorar sin que nadie me vea. Sólo quiero encerrarme en mi habitación o tal vez llorar en el hombro de alguien; Bajo la mirada. "Piensa en otra cosa".  Siento que podría llorar durante horas, que podría ahogarme en mis propias lágrimas... 
Creo que por fin he controlado mi temor... oscurece, me dispongo a ir a la cama y de nuevo aparece ese dolor en la garganta, la vista se me humedece... "Aguanta"; ya no puedo mas... "Sácalo"; me controlo... un suave pero dolorido gemido se escapa de mi boca, aprieto la almohada, las lágrimas inhundan mi rostro, por fin estoy llorando.

No hay comentarios:

Publicar un comentario