martes, 13 de diciembre de 2011

Cuando la confianza se pierde, jamás regresa.

Cuando nos enteramos que una persona en la que confiábamos nos mintió empiezan a cerrarnos un montón de cosas que en su momento estábamos demasiado ciegos para verlas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario