miércoles, 28 de diciembre de 2011

Posdata. Te quiero.

Qué arrogantes somos. Nos da tanto miedo la vejez que intentamos prevenirla. No vemos que es un privilegio envejecer junto a alguien, alguien que no te empuje a cometer asesinatos o que no te humille hasta hundirte en la miseria. Es bonito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario