lunes, 6 de febrero de 2012

Felicidades, ya lo has conseguido.

Todas las personas tienen un límite de paciencia y la mía ha sobrepasado ese límite. Al guardarme todo lo que pensaba y el rencor empeoraba las cosas sin darme cuenta aunque mi fin era no empeorarlas y ahora he explotado, demasiado había aguantado. Odio esas personas que se divierten riéndose de los demás, a mi, por desgracia me ha tocado vivir al lado de una de esas personas. Pensaba que callándome te aburrirías y me dejarías tranquila, pero no, lo único que he conseguido es que siguieras más y más hasta conseguir que yo explotara... Felicidades, ya lo has conseguido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario