lunes, 23 de abril de 2012

Solo cuando dos personas están destinadas a estar juntas, por mucho que no digan que van a estar siempre, acabarán formando su propia historia sin final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario