martes, 8 de mayo de 2012

¿Dónde está?

Era pequeña, tenía esa inocencia única que me hacía especial. Llegó el día y él se fue; ella era demasiado pequeña para comprenderlo solo sabía que no estaba en casa. El anhelo que sentía por su ausencia lo demostraba sin darse cuenta con pequeños detalles ¿ donde está?  lloraba solo para esperar que, como solía hacer, viniera y la cogiera en brazos para consolarla. Creció y se dio cuenta de que no estaba, que se había ido y no volvería pero aún así sentía que estaba ahí, a su lado, con ella, ayudándole a dar cada paso que formará su vida, ayudándole a madurar y a aprender de los errores. En cada día especial en su vida él estaría allí con ella, a su lado, aunque ella no lo viera la estaría apoyando, orgulloso de ella. Pero eso a ella no le era suficiente, necesitaba verlo, sentirlo, abrazarlo, pedirle consejos que recordaría siempre... y eso no lo tenía, eso no. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario