martes, 19 de junio de 2012

Cordeluna

Gloria miró al recién llegado, y, durante unos segundos, tuvo la sensación de que estaba a punto de ahogarse. No podía verle la cara porque el Sol estaba justo detrás de su cabeza, envolviendo su pelo en un aura de fuego que apenas se podía mirar, pero había algo en él, en su silueta, en el tono de su voz, en sus manos finas y fuertes, que la atraía con una intensidad como no había sentido jamás en su vida. Ella siempre había pensado que eso del flechazo era una estupidez de novela rosa. ¿Cómo iba a enamorarse de un perfecto desconocido en cuestión de segundos, sin saber nada de él, sin saber qué clase de persona era? Y sin embargo, aunque se lo negara a sí misma, no podía evitar decirse que aquella estúpida trepidación que hacía que le temblaran las manos era un enamoramiento repentino. Sabía que se iba a pasar todas las semanas que les quedaban por delante tratando de verlo, de estar cerca de él, de que la mirara. Y eso era horrible, absolutamente espantoso, porque a juzgar por las únicas palabras que había pronunciado, aquel tipo debía de ser un imbécil insufrible y arrogante.

jueves, 14 de junio de 2012

Fuera agobio!

Por fin! Después de un curso difícil, duro y agobiante he terminado y lo mejor y más gratificante de todo es pensar que voy a pasar un verano de lujo y que todo el trabajo que he hecho ha dado sus buenos resultados. Ver como mi familia está orgullosa de lo que he hecho y sentirme bien conmigo misma por llegar a mis objetivos. Ahora voy a disfrutar de todo el tiempo que no he podido hacerlo y me he quedado en casa estudiando, ahora voy a hacer todo lo que me gusta: salir con mis amigas, leer libros, ir al parque por la noche, ir a la playa, piscina, compras... y lo mejor de todo: poder pasar mas tiempo con ÉL =)

miércoles, 6 de junio de 2012

Recuerdos de la infancia guardados bajo llave

Hoy me he encontrado un diario, mi diario, el típico diario que todas las niñas pequeñas solemos tener para dejar escrito en él todas las cosas que consideramos importantes de nuestra vida, ese diario que a medida que creces dejas de usar. Busqué la llave para leerlo y me di cuenta de qué cosas tan simples pueden hacernos felices cuando somos pequeños y como nos cuesta tener un motivo al crecer para serlo. Fui pasando las hojas y recordando momentos que ya casi había olvidado y sonreí al ver que he disfrutado de mi infancia y que lo dejé escrito y bajo llave para que quedara constancia de ello; entonces me alegré al pensar que estoy viviendo mi adolescencia lo mejor que puedo y como quiero para que, al recordarla, me sienta orgullosa de haber aprovechado cada momento y de haber disfrutado de la vida.

martes, 5 de junio de 2012

¿Qué está pasando?

Pensaba que esto era una broma de mal gusto de la que un día te cansarías, pero ya veo que no. Pasan los días y tu sigues haciendo como si no hubiera pasado nada, como si nunca hubiéramos estado distanciadas y lo peor, como si nunca me hubieras fallado. Te intentas ganar mi confianza de nuevo con detalles absurdos como preocuparte por como me a ido el día o reírme las gracias, cosas que antes tenían importancia para mi pero que ya no la tienen. Pero lo que más me molesta de esta situación es que se porque lo haces, lo haces porque es tu forma de conseguir salirte con la tuya y evitar que diga cosas que se ¿verdad? Tranquila no caería tan bajo pero, ¿sabes que? quizá te vendría bien que alguien te dejara las cosas claras y aprendieras que si no te gusta que te hagan algo lo más normal y razonable es que tu tampoco lo hagas y esto solo requiere tener un poco de vergüenza y respeto hacia las personas ¿ Tú la tienes?