sábado, 30 de noviembre de 2013

Amistad pura y verdadera

Una vez me dijeron que la suerte no existía, que todo lo que sucede tiene una explicación aunque nosotros no la sepamos.
Yo no pienso exactamente así. Para mí, algunas de las mejores cosas que te suceden en la vida solo se pueden asociar a la suerte. Y yo he tenido suerte al encontrarla a ella. Una chica más que maravillosa que más que mi amiga es mi hermana.
Fui afortunada al encontrarla y me siento orgullosa de haberla retenido junto a mi.
A día de hoy no podría contar ningún suceso de mi vida en el que ella no haya estado presente, porque somos inseparables. Es genial tener la confianza de que alguien no te va a abandonar jamás y que puedes confiar en una persona. Así me siento yo. Por muy mal que esté se que siempre estará ella allí, porque las verdaderas amistades son para siempre y aunque puedan tener altibajos no se rompen por cualquier tontería.
Le quiero, y lo mejor de todo es que yo también se que me quiere. No necesito que me lo diga porque me lo demuestra día a día.
En eso consiste la amistad, en personas que se complementan mutuamente con sus respectivos defectos y virtudes y que a pesar de todo siguen ahí, a nuestro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario