viernes, 6 de diciembre de 2013

El perdón

El perdón nunca es fácil. La amargura es fácil, el odio es fácil pero, el perdón, eso es duro. 
A veces la gente dice cosas que no quieren decir, o hacen cosas que no pueden cambiar. A veces, nosotros, hacemos cosas que no podemos cambiar. Así que nos alimentamos para matar de hambre al dolor. Todos tenemos miedo de algo. Yo tenía miedo, el miedo me estaba matando. Pero al frente de una gran desesperación tuve una revelación: lo que he hecho es quien soy. Pero lo que he hecho no es quien seré. 
Descárgate de los errores del pasado y, cuando lo hagas, tu corazón se hará más fuerte. Se supone que yo ya me he descargado de mis errores, pero eso no significa que lo hecho esté olvidado. Lo que se ha hecho está ahí, en los recuerdos y no puedes borrarlo

No hay comentarios:

Publicar un comentario