domingo, 8 de diciembre de 2013

Fuera la vergüenza

Nos perdemos muchas cosas solo por el miedo al que dirán o que pensarán. 
Eso es lo que me pasaba  a mi. Era una chica tímida pero, aunque eso no se puede cambiar ya que va dentro de uno, aprendí a disimilar mi timidez, a afrontar lo que me sucedía de otra forma. Fui perdiendo la vergüenza y me di cuenta de que muchas veces es culpa del pudor el que no consigamos algo que queremos. 
Cuando tenemos confianza en nosotros mismos todo es posible. Cualquier cosa que te propongas puedes alcanzarla con esfuerzo y optimismo. Y sobre todo puedes conseguirlo dejando a un lado la vergüenza y el miedo a lo que la gente pensará de ti. 
Guarda todos tu miedos en una caja bajo llave y te darás cuenta de que tu vida será mucho mejor. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario