martes, 24 de noviembre de 2015

El final

Cuando una relación no sale bien no se debe culpar a la otra persona. Piensa que tú también has debido tener algo de culpa y lo último que debes tener es rencor hacia ella. A veces incluso las historias más bonitas llegan a un final y eso no quiere decir que no haya habido amor. Pero el reprocharle a la otra persona todo lo que ha hecho mal, solo tiene como consecuencia el malestar de ambos. Sigue viviendo tu vida con el recuerdo de aquella persona con la que estuviste pero cuya relación no pudo continuar y si de verdad estáis destinados acabareis juntos ya sea dentro de un año como de veinte.