sábado, 12 de marzo de 2016

Miedo.

A la incertidumbre, a no poder controlar lo que me sucede en la vida.
Tengo miedo a fracasar, a perder a las personas que quiero, a la soledad.
No tengo miedo a equivocarme, pero si a cometer errores que puedan perjudicar a mi familia, tengo miedo a que aquellos a quienes quiero se sientan decepcionados.
Tengo miedo a lo que desconozco, a la muerte, a todo aquello que no pueda manejar. Tengo miedo a no conseguir mis metas en la vida, a no tener la vida que deseo; tengo miedo a envejecer y darme cuenta de que no he hecho nada “importante”, tengo miedo a no dejar huella. La eternidad no consiste en vivir para siempre, sino en  quedar en la memoria de las personas tras la muerte, yo tengo miedo a no tener esa eternidad.
Tengo miedo a fracasar como hija, hermana, nieta y amiga; tengo miedo a fracasar como pareja pero sobre todo tengo miedo a fracasar como madre.
Tengo miedo a muchas cosas, pero lucho cada día contra ellas, demostrando que puedo con todo lo que se me ponga por delante.


No hay comentarios:

Publicar un comentario