martes, 29 de marzo de 2016

Querer amar.

“Querer no es lo mismo que amar”.
Querer tiene un sentido biológico, lleva implícito esperar algo a cambio. Cuando quieres algo lo quieres para ti. Querer es posesión.
Sin embargo, cuando amas lo haces incondicionalmente, no esperas nada a cambio. Cuando amas algo lo quieres libre. Amar es desear la realización de esa persona.
Lo bonito del amor, es que el otro elija libremente estar a tu lado y realizarse como persona junto a tí. 
Si tú quieres una rosa del jardín, la coges; si la amas, la dejas allí y la riegas día a día. Lo mismo sucede en las relaciones. Cuando amamos a nuestra pareja queremos lo mejor para ella y deseamos su felicidad y libertad. No se trata de querer tener a una persona como se tiene un juguete, no es posesión; se trata de querer amar, de querer ser amado y compartir con esa persona cada momento importante de tu vida y formar parte de la suya. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario